ÁFRICA…

África es un continente rico, pero no lo son los africanos. Níger es un país rico en uranio, el combustible de las centrales nucleares; la República de Guinea Ecuatorial es un pequeño pais pero rico en petróleo, la República Democrática del Congo lo es en oro, cobre y diamantes, al igual que lo son la República Centroafricana y Chad y Sierra Leona. Estos países son ricos en recursos como otros muchos países africanos, pero, según el Índice de Desarrollo Humano, África sitúa a 38 (más del 70%) países entre los 50 menos desarrollados del mundo.

La mayoría son ricos, pero sus riquezas no mejoran la vida de sus ciudadanos, no llegan hasta ellos: se pierden en gran parte entre las multinacionales mineras e inversores occidentales.

A finales de los años 70, con el mundo occidental sumido en las consecuencias de la crisis del petróleo de 1973, el precio de los hidrocarburos y de las materias primas estaba por las nubes. Los países africanos, cuyos yacimientos de petróleo y carbón estaban nacionalizados, multiplicaron sus ingresos por exportaciones y se convirtieron en los proveedores del desarrollo mundial.

El flujo de dinero entrante propició que los países africanos entraran en una dinámica de gasto descontrolado que aumentó las deudas nacionales.

Para seguir explotando la materia prima africana, Occidente idealizó un mecanismo denominado Servicio de Ajuste Estructural, que consistía y consiste en ofrecer una rebaja de la deuda del país a cambio de aceptar una serie de condiciones que normalmente pasan por la pérdida de decisión en lo económico y por la privatización de recursos. Un proceso privatizador que se basa en dos principios:
1) Los países africanos no saben gestionar sus minerales.
2) Como no saben, tienen que dejar la explotación de sus recursos a los expertos: las grandes multi- nacionales mineras.

De esta forma, muchos países africanos facilitaron la entrada de los inversores occidentales. Los africanos no tenían margen de maniobra para negociar los precios de las materias primas por falta de especialización e inexperiencia, situación que occidente supo aprovechar y sacar el máximo provecho. Muchos países afircanos llegaron a firmar acuerdos de cooperación de una duración de un siglo con condiciones prácticamente repugnantes para África y sin embargo fructíferas para occidente.

Casos similares pueden encontrarse también en América Latina donde Países como Venezuela, Cuba, Colombiaz etc. están fundidos en continua inestabilidad económica por un conflicto de intereses entre los paises occidentales y América del Norte.

Las ventajas de contar con una población formada, especializada y experimentanda podrían ser fundamentales: crearía oportunidades de trabajo para la población local, un entorno de de trabajo más seguro y con mejor equipamiento, un mayor control de los recursos que se explotan y la fiscalización de la actividad minera por los propios trabajadores.

África tiene los recursos y Occidente la tecnología. Ambos deben crear una red de cooperación bilateral basada en el respeto de la carta de las naciones unidas sobre los Derechos Humanos, de los estados soberanos y constitucionales, la coordinación, el compromiso, el intercambio de información, la formación y la actualización de las últimas tecnologías.

Sólo así y únicamente así África conocerá un desarrollo socio-económico exponencial, sólido y emergente.

África es una tierra formidable!
Muy fértil, con abundantes lluvias y muchos recursos agrícolas. Además, ¡hay minerales, oro, petróleo y una gran variedad de metales!

África no es pobre, más bien es manejada pobremente.

Publicités

¿Aerofobia?

 

¿Te pones nervioso antes de volar? ¿Tu miedo a volar en avión te ha impedido ir de vacaciones al extranjero o perderte una entrevista de trabajo?

Si lo que quieres es saber cómo perder el miedo a volar, entonces estas en el lugar indicado.

Veamos las siguientes explicaciones científicas propuestas por la Dra. Eugenia Cheng sobre cómo superar el miedo a volar según la ciencia.

  • La probabilidad “condicional”. La probabilidad de que algo suceda debido a que otra cosa ya sucedió. Esto explica que el riesgo de que uno muera en un accidente aéreo porque otra persona murió es bastante pequeño.
  • La confianza en la ciencia. Hay muchos casos en donde nuestros miedos son directamente contrarios a lo que sabemos estadísticamente sobre determinados eventos o actividades. Si el miedo se siente todavía como algo real, esto puede llevarnos a creer que la ciencia falló de algún modo.

Vamos a enfocarnos en el segundo aspecto científico que trata de la confianza en la ciencia y las leyes matemáticas. Para ello tenemos que ser capaces de comprender el mecanismo de cómo consigue volar un avión.

La explicación está en la aerodinámica o simplemente el perfil aerodinámico del avión, comúnmente conocido como “ala”.

Para entender mejor el mecanismo, comenzaremos con un pequeño experimento (la hoja voladora) para demostrar físicamente cómo vuela un avión.

Con este experimento seremos capaces de contestar a la pregunta de ¿cómo vuelan los aviones? Y descubriremos que es gracias a una fuerza llamada sustentación. Parece algo difícil, pero en cuanto lo hagamos veremos que es algo muy sencillo de entender y además habremos adquirido nuevos conocimientos.

<<El experimento es simple y sencillo, para ello necesitaremos una regla y un folio de papel. Primero colocaremos la regla de forma horizontal delante de nosotros, después pondremos el papel encima de la regla de forma que el lado más largo sobrepase. Sujetaremos el papel con el pulgar y la regla la mantendremos de forma horizontal delante de la boca. Es importante que el folio esté en una posición curvada. Que caiga en un semicírculo, como un arco o el ala de un avión, desde la regla. Soplaremos suavemente en la parte superior del arco formado por el folio. Notaremos que el folio se eleva; esto es la fuerza de sustentación>>.

¿A qué se debe?
Como en la parte superior circula más aire y a más velocidad, la presión es menor que en la parte inferior, por lo que el folio asciende. Esto se debe al principio de Bernoulli, que sostiene que “la presión ejercida por un fluido es inversamente proporcional a su velocidad de flujo”.

Esto es exactamente lo mismo que pasa con el avión. Durante el despegue el piloto está obligado a acelerar el avión (gracias a una fuerza de EMPUJE generada por los motores, esa fuerza se opone a la fuerza de RESISTENCIA que es generada por el viento relativo), hasta una velocidad de despegue precisa, bien calculada a priori por el constructor; a medida que la velocidad del avión aumenta, el aire circula más rápido en el extradós (la parte superior del ala) que en el intradós (la parte inferior del ala). Este fenómeno genera muchísima presión en el intradós que en el extradós debido al principio de Bernoulli. Es esa diferencia de presión la que genera consiguientemente una fuerza hacia arriba llamada SUSTENTACION, que se opone al PESO del avión por efectos de la gravedad.

Después de comprender este mecanismo seguro que la pregunta que se harán es:

“¿Cómo puede un avión aumentar su velocidad para sufrir menos presión y volar de manera más eficiente y segura?”

La respuesta está en un diseño perfecto del perfil aerodinámico, es decir, las alas. El propósito es hacer comprender al lector sobre la importancia del diseño de perfiles. El perfil es el que determinará y limitará el ángulo de ataque a la que el avión debe realizar la subida hasta llegar a la altitud de crucero.

Lo primero que debemos tener en cuenta después de que las ruedas del avión hayan quitado el suelo, es que el avión debe retraer el tren de aterrizaje. Al accionar la palanca las ruedas del tren se frenan, mientras que al mismo tiempo se abren las compuertas del avión.

En función de nuestra ubicación en el avión podremos o no sentir los efectos de ese mecanismo. Si por ejemplo nos encontramos sentados cerca del ala, escucharemos un cierto ruido debido a ese mecanismo de retracción-extensión del tren de aterrizaje.

Tenemos que saber igualmente que durante el despegue los motores están a un empuje máximo, casi a 100%, es por eso que después de esa fase el piloto reducirá el régimen del motor alrededor de unos 5 a 10% por lo tanto el empuje del avión reducirá, de hecho en este instante podremos tener la impresión de que todos los motores del avión se hayan averiado, lo que puede en cierto modo cambiar nuestro comportamiento y provocar pánico e inquietud.

En el caso de que los motores se averíen o se apaguen, el avión no cae desplumado del cielo, el piloto calcula y planifica la pérdida de altitud siempre pensando en buscar la mejor solución posible, que puede ser un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto más cercano, aterrizar en un campo o una zona no urbanizada o en el peor de los caso meterse al agua.

Son situaciones incómodas para los pasajeros, pero totalmente normales, solo debemos mantener la calma y tener en cuenta que el avión está compuesto de varios sistemas hidráulicos y eléctricos que activan y desactivan automáticamente diferentes mecanismos en función de la fase del vuelo.

El cockpit o la cabina de vuelo, es la zona más restringida del avión, todos los instrumentos que en el se encuentran son duplicados o triplicados, de tal manera que si un instrumento es averiado, los restantes de su misma categoría y función realizarán la misma función. De hecho se exige la presencia de 2 pilotos (el comandante de vuelo y el copiloto) en el cockpit durante todo el vuelo.

Si tenemos en cuenta que hay fenómenos naturales, tales como las turbulencias y el efecto del viento, que pueden modificar el comportamiento del avión y generar unos sacudidos que pueden ser leves o brutales. Debemos tener en cuenta que el avión está diseñado para soportar las fuerzas generas por esos fenómenos, de hecho son muy pocos, para no decir ninguno, los registros de accidentes aéreos debido a las turbulencias. El peligro para los pasajeros en ese tipo de situaciones son los mismos pasajeros, ya que el pánico les obliga a moverse mucho y salir de sus asientos, eso provoca a su vez un desequilibrio del centro de gravedad del avión, que puede conllevar a consecuencias muy fatales. En estas circunstancias, es recomendable mantener la calma y seguir las instrucciones de los auxiliares de vuelo.

Todo eso es para garantizar la seguridad de los pasajeros, de sus respectivos equipajes, y desde luego proteger también todo lo que hay en tierra.

El  primer paso

“Un viaje de mil millas comienza con un solo paso” (Tao Te Ching)

El mundo del internet es bastante amplio y constantemente me preguntan cuál es el tema que más me gustaría tratar si tuviera la ocasión de hacerlo. Una pregunta a la que nunca tengo respuesta directa y con la que siempre acabo titubeando.

Un día me quedé realmente asombrado y sorprendido al darme cuenta que la plataforma Google nos ofrecía con un clic un sinfín de artículos y un número indeterminado de páginas web y blogs que tratan de temas de gran variedad e interés. Fue en ese momento, cuando me di cuenta que realmente había muchos artículos de temas de interés social, muchos más sobre la actualidad y aún más artículos relacionados a temas de investigación y cultura general.

Fue precisamente en ese momento cuando descubrí que ninguno de esos artículos hablaba de mí, nadie hablaba de mí, nadie me conocía, nadie y absolutamente nadie conocía mi historia.

Ese día descubrí al 100% cuál iba a ser mi nueva pasión…

JM